Psicobiología: el cuerpo nunca calla.

Psicobiología: el cuerpo nunca calla.

  • Expresa el neurocientífico Antonio Damasio: “Las emociones no son un lujo, sino un complejo recurso para la lucha por la existencia”.

Voy a hablar de lo que no se habla pero se padece como ser humano: el deber ser impuesto por la cultura. En el occidente la estructura social es netamente patriarcal y está fuertemente impregnada por la religión judeo cristiana en todas sus variantes. Podría decir que la moral es preponderantemente religiosa desde hace cientos de años. Opino que su influencia fue quizás necesaria y hasta útil en algún punto en el pasado pero hoy ya no. Nos ha encarcelado a varias generaciones con los resultados a la vista: personas enfermas, parejas y familias disfuncionales, violencia, abusos, corrupción, femicidio….completa tú mismo la lista.

Voy a enfocarme en lo que nos pasa en el cuerpo desde la psicobiología. El deber cumplir reglas implícitas (mandamientos) impuestas deja al ser humano expuesto a la posibilidad de violarlas y ser condenado por ello socialmente. Esto lo lleva a buscar cómo actuar sin ser visto como un niño que comete travesura y para no ser reprendido miente. Y las emociones acompañan todo este juego.

Te sientes pésimo porque vives injusticia en tu casa desde pequeño y no puedes expresarte, eres abusado y no se puede contar, te castigan y resulta que los adultos tienen la autoridad para ello…El cuerpo va guardando, va generando memorias de dolor ocultas…La persona vive tratando de olvidar, de evitar el recuerdo, de no sentir y se disocia.

Pero…el cuerpo no puede olvidar. Así como el agua estancada se pudre ocurre que las emociones enferman los órganos, los tejidos, las células. Te autoflagelas por tanta pena. Gastritis, dolores de cabeza, contracturas, angustia, fobias, ansiedad, síntomas de diversa índole y enfermedades se apoderan de tu existencia. Sufres.

“Cuando una persona cree que siente lo que debe sentir y constantemente trata de no sentir lo que se prohíbe sentir, cae enferma, a no ser que pase la papeleta a sus hijos, utilizándolos para proyectar sobre ellos inconfesadas emociones.” Alice Miller (El cuerpo nunca miente)

¿Cómo se sale de esta cárcel? Tú eres el que tiene la llave de la misma. En ti está decir basta! Quiero sanar. Me ajusté a ser lo que quería la cultura, la moral, la familia, el clan…pero y yo dónde quedé???

Se puede sanar y liberarse de culpas, vergüenzas, miedos acumulados durante toda la vida y dar lugar a un ser auténtico, íntegro y autónomo.

Hoy el mundo está plagado de niños emocionales llamados adultos buscando el verdadero Amor, enfermos, tristes, enojados…

Sanemos ya! Entendamos la historia vivida, validemos nuestras emociones, lloremos lo que no hemos aún podido llorar. Liberemos a las próximas generaciones de esta toxicidad para que sean seres humanos auténticos, contributivos, libres, respetuosos, creativos…Esos serán superhumanos evolucionados.

Pero hay más…formas parte de un árbol, de un clan. En tu ADN traes información que replicas inconscientemente. ¿Percibes el mundo de una manera que te hace mal y sufres? Pues hazte cargo de cambiarla. Busca ayuda, lee, estudia… pero no te quedes dormid@.

Yo tengo una propuesta de sanación de niño interior grupal con meditaciones y ejercicios que te permitirán sanar. Puedes contactarme en el área servicios de mi web. Bendiciones.

 

 

Deja una respuesta